Artículos Dominical - Salud natural (X)

El ambiente modifica nuestro genes (II) - La psicosomática (I) - La psicosomática (II) - El masaje Chi Nei Tsang - Las tipologías humanas - Reflexiones sobre el año que dejamos - Desde niños buena higiene postural - El ejercicio en la fibromialgia - ¿La extinción de las abejas? - Los arabimogalactanos y las defensas


EL AMBIENTE MODIFICA NUESTRO GENES (II)

Las proteínas que componen nuestro ADN pueden cambiar a lo largo de nuestra vida. Si se analizara el ADN de una persona, comparando la niñez con la vejez, se verían significativas diferencias causadas por factores epigenéticos.
EL ADN que está presente en un óvulo fecundado posee unas denominadas “marcas bioquímicas” que condicionan su desarrollo y evolución. Estas marcas biológicas no son de ámbito genético. Los expertos apuntan a que existen diversas causas de alteraciones epigenéticas. Las principales son la metilación y las histonas. En ambos casos se produce una modificación del ADN respecto a su estructura pero sin cambiar su secuencia básica. La metilación es un proceso bioquímico por el que se “apaga” la expresión de un gen. Este proceso puede ser fisiológico o patológico. Pongamos un ejemplo de caso patológico. Existen ciertos genes que son capaces de frenar el crecimiento y duplicación descontrolada de células cancerígenas en condiciones normales. Pero si se produce la metilación, estos genes se “apagan”, dejan de expresarse y no cumplen dicha función por lo que el cuerpo tendrá una gran predisponían a desarrollar algún tumor o cáncer. Tanto la falta como el exceso de metilación pueden provocar problemas en los genes. Cuando se sale de la franja fisiológica se le denomina metilación aberrante. Este factor se está investigando en el campo de la medicina, más concretamente en el de la oncología. Por otro lado, tenemos las histonas. Estas son unas proteínas que ayudan a empaquetar el ADN en la célula. La estructura tridimensional y “retorcida” de las cadenas de ADN hace que puedan “caber” en el núcleo celular, pero esta disposición también expresa una forma de funcionar. Investigaciones realizadas, en los últimos cinco años, han revelado que generalmente las histonas que se encuentras en la parte interna de la espiral tienen más dificultades para expresarse (más apagadas) y las que están fuera no. Esto es normal. En ocasiones, por influencias químicas, todas las histonas, tanto internas como externas, se vuelven activas y esto se relaciona con ciertos tipos de enfermedades o desequilibrios.
Existen ciertos elementos ambientales que han sido bien estudiados. Un ejemplo es el tabaco. Se ha observado que inducen a la metilación de ciertos genes. Los alcohólicos también sufren consecuencias respecto a su adicción. El resultado en ambos casos, es que tiene más posibilidades de desarrollar enfermedades, entre ellas un cáncer.
Las líneas de estudio más modernas -en el campo de la genética- están orientadas a conocer las secuencias de los genes humano (el genoma humano), entender cómo funcionan y saber qué les hace actuar de una u otra manera; es decir, que hace que un gen se exprese o no… se active o se apague.
Estamos expuestos a un número incalculable de sustancias químicas externas, campos electromagnéticos... También nuestro organismo es capaz de producir ciertas sustancias dependiendo de nuestro estado físico, psíquico, emocional… Algunas de ellas, pueden modificar nuestros genes y recordemos que dichos genes son la base de todo. Se han encontrado genes que causar cáncer, enfermedades autoinmunes, cardiopatías, depresiones, estrés, ansiedad, tendencias a la promiscuidad o a ciertas psicopatías… ¡Genética y ambiente!. Pensemos un poco en todo lo dicho y puede que nos planteemos la vida de otra forma.

Art. 335/373 (08-06-2008) - Dominical, Mundo Natural (Diario de Ibiza)


LA PSICOSOMÁTICA (I)

El mundo en que vivimos es un paradójico universo donde su sencillez-complejidad hace que la vida sea una aventura constante. Nuestra visión del mundo, la forma en que vemos y captamos nuestra realidad está generalmente limitada por nuestro raciocinio, y por la influencia cultural y social que nos rodea.
En los últimos 300 años, las sociedades más desarrolladas han ido adquiriendo una visión muy partidista y excesivamente racional de las cosas, incluida nuestra propia salud. La evolución ha hecho que el mundo científico oriente todos sus esfuerzos a descubrir las causas físicas a las alteraciones de la salud o a las enfermedades. Pero, ¿no pueden existir otras causas que no pertenezcan al campo material?. Recordemos que el empirismo también tiene cabida como herramienta de observación científica, y si lo utilizamos podemos sacar conclusiones muy interesantes. Desde hace miles de años y en las diferentes culturas del mundo, siempre se ha afirmado y defendido que el campo psicológico-emocional y el campo físico tienen una estrecha relación de interdependencia. Teniendo en cuenta esto se puede entender el campo de la psicosomática.
Según la enciclopedia wikipedia: “El término psicosomático se puede definir como el proceso psíquico que tiene influencia en lo somático. La medicina reconoce la importancia de los procesos emocionales en la aparición y desarrollo de algunas enfermedades, pero este extremo es difícil de cuantificar y precisar por depender de factores y variables difíciles o imposibles de estudiar con el método científico”. Ante este enunciado, pueden existir dos reacciones. La primera, y la más inteligente, es entender que el método científico no puede explicar todo. Esto es debido, principalmente, a que existen hechos que actualmente son difícilmente mesurables por dicho sistema debido a las limitaciones tecnológicas o del propio conocimiento. El segundo es la de creer que si el método científico no puede explicar algo indica que tal cosa es incorrecta o no existe. Esta es la actitud que tienen la mayoría de los científicos de hoy día, y no cabe ni que decir que indica un grave grado de arrogancia. Lo que ahora no se puede demostrar no implica que no exista… en la Edad Media no se conocían los átomos, el ozono, los agujeros negros, etc. y no por ello dejaban de ser una realidad. Aunque pueda parecer sorprendente, los físicos y los matemáticos son los científicos puros que tienen una mente más abierta y entienden las propias limitaciones del sistema científico. Lo que no se puede demostrar hoy puede ser demostrado mañana, y no todo lo que se cree es necesariamente cierto.
En los últimos 40 años ha vuelto a retomar importancia la psicosomática como un movimiento renacentista de un conocimiento pasado. A lo largo de la historia importantes personajes como Hipócrates, Hahnemann, Paracelso, Edward Bach… han creído que mente-emociones y físico son un tándem indisociable. Es una pena que la población en general no crea, entienda o se haya planteado que las emociones y los pensamientos son importantes armas de doble filo; y pueden jugar un papel importante en la génesis, desarrollo o evolución de una enfermedad física. Si esta información la tuviéramos integrada muchos de nuestros males podrían mejorar sustancialmente. Con esto no se quiere decir que todas las enfermedades físicas tengan un origen psíquico-emocional o que por el mero hecho de ser consciente de… se puede curar automáticamente una enfermedad o alteración física. Pero ser consciente de las cosas puede ser el primer paso.

Art. 337/373 (29-06-2008) - Dominical, Mundo Natural (Diario de Ibiza)


LA PSICOSOMÁTICA (II)

La mente y el cuerpo son dos estructuras funcionales que tienen que coexistir y relacionarse en armonía. Cuando esta relación de equilibrio se rompe debido a emociones negativas, shocks psicológicos, estrés crónico, etc. el organismo se sensibiliza y puede llegar a desarrollar ciertos tipos de alteraciones o enfermedades determinadas.
Numerosos investigadores están trabajando en el estudio de la psicosomática. A lo largo de los años, se ha ido desarrollando un compendio de interrelaciones que ha permitido elaborar una especie de “mapa psicosomático”. En este “mapa” se señalan las zonas del cuerpo que puede aparecer alterado y su correspondencia etiológica con uno o varios aspectos psicológicos y/o emocionales que pueden ser los desencadenantes. Es más, algunos expertos creen conocer la correlación directa entre ciertas alteraciones o enfermedades manifestadas y su base psicoemocional etiogénica. Esto abriría nuevas puertas a la psicología y la medicina. Partiendo de una observación de un problema físico se podría deducir entre una serie de posibilidades que apuntan a sus causas psicológicas y/o emocionales. Podría ser muy útil en los casos en que las pruebas médicas no relevan un motivo aparente a dicha alteración. Pero hay que remarcar que no necesariamente todos los problemas físicos tienen que tener una génesis relacionada con el campo mental o emocional.
Para entender un poco más la psicosomática pondremos unos ejemplos extraídos de los trabajos de Kurt Tepperwein y de uno de sus libros “Lo que tu enfermedad quiere decirte. El lenguaje de los síntoma”. Una conjuntivitis puede ser debida, aparte de las causas físicas ya conocidas (alergia, batería, etc.), a un conflicto que uno no quiere afrontar, es decir, un problema en nuestra vida y que no queremos ver o reconocer. Como dice Tepperwin “cerramos los ojos ante esa dificultad […] lo que no queremos ver duele e irrita, hace daño. El afectado se resiste a tener que ver, pues lo que le exige demasiado de él o, sencillamente, no está de acuerdo con ello. En cierto modo tiene una actitud negativa hacia su propia visión”. Otro ejemplo que podríamos poner son los dolores de nuca. Aparte de aparecer este dolencia por tener un problema vertebral, o fruto de un sobre esfuerzo muscular puede darse una explicación psicosomática. Esta dolencia parece ser que está relacionada con actitudes demasiado inflexibles. Suele darse en personas que no son capaces de mirar las cosas desde todos los ángulos. Personas demasiado obstinadas, intolerantes e impacientes. Tienen una rigidez psíquica, mental. Los dolores menstruales pueden tener causas que un ginecólogo perfectamente puede explicar. Pero en algunos casos, también pueden ser una manifestación psicoemocional. Suelen aparecer en mujeres que tienen un cierto rechazo a su propia condición de mujer. Este rechazo puede referirse a su rol social como mujer o a su papel de madre. La enuresis nocturna suele ser fruto de miedo por situaciones de acoso, peligro y baja autoestima. Sería un mecanismo inconsciente de aliviar una presión interior. Una gastritis aparte de ser producida por una alteración de la mucosa gástrica y/o la acción de la bacteria helicobacter pylori, puede estar relacionado con algo que no hemos digerido, un problema o un sentimiento de miedo, cólera, preocupación, etc… Los ejemplos pueden ser muy numerosos y representativos. Ver las cosas bajo otro prisma más amplio nos puede ayudar tanto a solucionar un problema como a aprender más cosas de nosotros mismos. El cuerpo da señales que tenemos que ser capaces de leer e interpretar.

Art. 338/373 (06-07-2008) - Dominical, Mundo Natural (Diario de Ibiza)


EL MASAJE “CHI NEI TSANG”

El masaje Chi Nei Tsang es una antigua forma de masaje chino, y proviene de la antigua tradición taoísta. Parece ser que su origen se remonta a los antiguos monjes taoístas. Su nacimiento fue fruto de su experiencia y conocimientos previos en meditación, tai chi y chi kung.
Lógicamente, para entender cómo funciona y cómo se aplica este tipo de masaje se tendría que conocer la fisiología energética oriental. El Chi Nei Tsang se fundamenta en la Teoría holística china, en la que se considera que todo el organismo está conectado, y todas las estructuras y campos están interrelacionados. La amplia red que conforman los meridianos acupunturales hace que todo se relacione con todo. Dentro de la visión fisiológica del ser humano por la cultura asiática la zona del ombligo adquiere un papel primordial. El ombligo, y la zona que comprende cuatro dedos por debajo de él, es el centro energético más importante del organismo. A esta zona se le denomina “Tan Tien” inferior o “Shia Dan Tian”, y en Japón “Hara”. Se le considera el centro vital y de equilibrio más importante del ser humano. Adquiere gran relevancia tanto en la medicina tradicional china como en la tradicional japonesa, así como en todas las artes marciales orientales. Cualquier bloqueo en esa zona desequilibra y descompensa todo el sistema.
En el Chi Nei Tsang se basa en un suave masaje en la zona abdominal, tanto en zonas amplias como en puntos más concretos. La función es la de equilibrar el correcto funcionamiento de los órganos internos. Teniendo en cuenta la Teoría Holística china, a través del trabajo sobre la zona abdominal se puede trabajar sobre el campo físico, energético, emocional, mental y espiritual del individuo. En el campo más puramente físico, se tiene acceso al equilibrio de los sistemas digestivo, linfático, urinario, respiratorio, etc. para mejorar su funcionamiento e intentar llegar a un equilibrio homeostático. En el campo emocional y psicológico se intentan liberar tensiones acumuladas, energía bloqueada y estancada. Como dicen los chinos “el Shen y el Chi tienen que fluir libremente sin bloqueos”, “el estancamiento, el no-movimiento es la muerte, el movimiento es la vida”. A más de uno/a le habrá ocurrido que fruto de un gran estrés o un shock emocional ha tenido la sensación de tener un nudo en el estómago o garganta, o incluso tener calambres intestinales. Esto sería un ejemplo de bloqueo energético sobre una estructura física debido a una carga emocional. Respecto al campo físico también libera tensiones de ciertas zonas orgánicas. Estas tensiones pueden hacer que un órgano deje de funcionar de una forma correcta pudiendo llegar a provocar alteraciones en las digestiones y asimilación de los nutrientes, desequilibrios en el ritmo intestinal, bloqueo del diafragma y consecuentemente dificultades respiratorias, etc… El Chi Nei Tsang también estimula los mecanismos encargados de eliminar toxinas en el cuerpo través del sistema circulatorio, linfático, urinario e intestinal. También estimula el Wei Qi, es decir con el sistema inmunitario inespecífico. Otro efecto es la de devolver la posición de las vísceras a sus zonas topográficas correspondientes en caso de leves desviaciones. Tener las vísceras en ligera ptosis puede ocasionar problemas en el funcionamiento de dichos órganos, así como secundariamente con el sistema musculo-esquelético a nivel de posturología, produciendo por ejemplo dolores de espalda. La actual osteopatía estructural y visceral confirma este hecho ya referenciado desde hace siglos por los chinos.
Este poderoso y a la vez suave masaje, experimentado durante miles de años, puede ayudarnos a devolvernos el equilibrio de una forma agradable y poco agresiva para nuestro cuerpo.

Art. 351/373 (05-10-2008) - Dominical, Mundo Natural (Diario de Ibiza)


LAS TIPOLOGÍAS HUMANAS

Todos los seres humanos estamos formados por los mismos órganos y sistemas, y se producen las mismas funciones. Pero cada ser es individual en si mismo y respecto a los demás. A lo largo de la historia y para facilidad su estudio, se han intentado clasificar a los seres humanos en diferentes grupos teniendo en cuenta ciertas particularidades como la raza, el sexo, ciertos tipos de comportamiento, el grupo sanguíneo, las estructuras orgánicas predominantes, las funciones más desarrolladas y o más débiles. Una de las formas de agrupamiento más antiguas es el de las tipologías, sistema heredado parcialmente del pensamiento griego clásico. Según este sistema, las personas se pueden dividir en tres tipologías base a partir de su somatotipo: el asténico, el atlético y el pícnico.
El asténico tiene las siguientes características. Está relacionado con el somatotipo del ectomorfo. Son personas longuilíneas y de constitución estrecha, es decir altas y delgadas. El desarrollo de los huesos a lo largo es mayor de lo normal. Tienen las manos estrechas, así como los dedos largos y finos. Hay un predominio de la altura respecto a la grasa y los músculos. Suelen ir encorvados. Suelen presentar hiperlaxitud ligamentosa y su musculatura no está muy desarrollada. La cara tiene una tendencia a ser de estructura triangular, es decir, es pequeña y con los rasgos agudos. Si acumula grasa se localiza generalmente en la barriga. Suelen ser frioleros. Psíquicamente suelen ser inteligentes, idealistas y sensibles. También suelen ser nerviosos. Acostumbran a tener una salud frágil y suelen sufrir alteraciones psicosomáticas, pero en contrapartida son muy resistentes. Tienen un predominio del sistema nervioso periférico y la función cerebral sobre los demás sistemas. La imagen típica y representativa sería la de “Don Quijote de la Mancha”.
Después tenemos la tipología atlética. Está relacionado con el somatotipo del mesomorfo. Son individuos de constitución fuerte. Son musculosos y atléticos con gran resistencia y energía. El sistema musculoesquelético está bien desarrollado. Hay un predominio de la zona torácica sobre la abdominal. Su sistema cardiocirculatorio es potente y activo. Sus facciones son bastante pronunciadas (mandíbula, nariz…). Muy apto para el trabajo físico y el ejercicio, presentando gran destreza y resistencia. Esta gran resistencia puede hacer que soporten grandes cargas físicas provocando lesiones por sobrecargo muscular. Tienen poca grasa subcutánea. Suelen tener un temperamento muy dominante, arrollador, les gusta mandar y controlar. No enferman casi nunca pero cuando lo hacen suele ser más grave que en el caso del asténico. La imagen típica y representativa sería la del “Atleta Griego”.
La tipología pícnica está relacionada con el somatotipo del endomorfo. Las personas de esta tipología tienen formas redondeadas con una predisposición a tener un abdomen prominente. Tendencia al sobrepeso u obesidad, y con ello a la acumulación de grasa subcutánea. Sus huesos suelen ser más cortos de lo normal; por ejemplo las manos, los brazos y las piernas. La capacidad mecánica, digestiva y de absorción de su sistema digestivo suele ser mayor que el de las otras tipologías. Pero pueden ocurrir dos cosas: a) si su capacidad de asimilación es grande dará lugar a una persona con más tendencia a estar fuerte y musculosa b) Si la capacidad es menor, tendrá mayor tendencia a acumular grasas y su sistema muscular será menos desarrollado. Se expresa con ademanes redondeados y suele ser amable. La imagen típica y representativa sería la de “Sancho Panza”. De todas formas no suelen presentar tipologías puras salvo casos excepcionales. Lo normal es que nos encontremos con dos de ellas y que una predomine sobre la otra. Una muy común es la de la atlético – pícnica.
Conocer nuestra tipología juntamente con nuestro temperamento (que veremos la semana que viene) nos puede dar una información muy útil para saber que tendencias tenemos para enfermar o que sistemas tenemos de base más fuertes.

Art. 360/373 (07-12-2008) - Dominical, Mundo Natural (Diario de Ibiza)


REFLEXIONES SOBRE EL AÑO QUE DEJAMOS

Ha pasado un nuevo año lleno de experiencias, metas alcanzadas, sueños aún sin cumplir, alegrías y decepciones. Ha trascurrido el 2008 y es un buen momento para hacer una reflexión sobre lo que nos ha ocurrido.
Hacer un balance de lo que ha sucedido en nuestra vida hasta una fecha en concreto es un ejercicio muy importante que todos deberíamos hacer de vez en cuanto. En ocasiones, nuestra existencia va pasando, día tras día, como si estuviéramos arrastrados por una fuerza invisible y no nos paramos a pensar en la propia vida que trascurre. Hacer la reflexión de que no somos inmortales, que tenemos un tiempo limitado para vivir y que tiene que aprovecharse al máximo con ilusión, alegría y salud y tendría que ser una de nuestras premisas. Nos despertamos por la mañana, vamos a nuestro trabajo de adultos, facturas, responsabilidades, rutina… todo es como un engranaje de una fábrica automatizada. Y los años pasan. Hacer una parada y pensar en cómo estamos llevando nuestra vida, ¿puede que alguien tenga miedo a reflexionar? ¿Qué ha ocurrido con nuestros sueños de adolescentes?, ¿dónde está esa ilusión por hacer y vivir las cosas? ¿Dónde están los ambiciosos proyectos de futuro?, y no me refiero exclusivamente a cosas materiales. ¿Dónde están esos sueños, que a priori pueden parecer descabellados e imposibles pero que si uno sigue su corazón muchas veces se consiguen? Conforme pasan los años, las personas van perdiendo estos sueños, la ilusión y empiezan a realizar las cosas de forma mecánica, y solo realizan cosas prácticas y cómodas. Pero a la vez, las personas cada vez se sienten peor. Tristeza, depresiones, desmotivación... están al orden del día; y recordemos que cuando emocionalmente estamos mal, con el tiempo, el físico también se resiente. Según muchos estudios, las personas están peor anímicamente y psicológicamente que hace décadas. Las consultas de los psiquiatras y psicólogos están a rebosar y cada vez va a más. ¿Y por qué las consultas están tan llenas? Puede que sea el momento de parar un momento y reflexionar sobre nuestra vida, sobre el año 2008, sobre nuestra vida en general. Puede que sea el momento de dejar de lado nuestra conformista comodidad y volvamos a poner una chispa en nuestras vidas. Ciertos es que la vida, para la mayoría de las personas, no es un cuento de hadas y que suele estar llena de dificultades y decepciones. Pero no podemos excusarnos en esto, o en que somos demasiado mayores para reemprender cosas dejadas en el tintero. Puede que sea el momento iniciar esos pequeños o grandes objetivos, esos sueños que toda la vida hemos querido hacer y que siempre hemos postergado, muchas veces con vanas excusas. Viajar, iniciar esa carrera que siempre nos gustó (aunque sea poco a poco y para autosatisfacción personal), aprender a pintar o a tocar ese instrumento musical, tirarse en paracaídas o hacer submarinismo para disfrutar de la belleza de las profundidades del mar, aprender a navegar en vela o a esquiar, montar a caballo, aprender algún idioma (chino, inglés, francés, ruso, griego, latín, árabe…) adquirir ese telescopio y contemplar el cosmos, aprender a nadar… a conducir o a ir en bicicleta, etc… Existen un sinfín de sueños que van desde los cero euros hasta lo que uno pueda permitirse; pero eso sí, es necesario que existan ganas y dejemos las excusas y el miedo de lado. Sentirse útil y satisfecho con uno mismo, tener metas - objetivos e irlos alcanzando poco a poco. Tenemos que entender que un día ya no tendremos tiempo material para realizar dichas cosas. T
enemos que pensar que una chispa de ilusión, un anhelo de frescor y de autosuperación hace que la vida valga más la pena. Hay que meditar que si nos olvidamos de nuestros sueños y nos volvemos como las hormigas trabajadoras, sin metas ni esperanzas, la persona languidece emocionalmente y con ello su cuerpo. Reflexionemos y hagamos que la vida sea más feliz, completa y saludable.

Art. 363/373 (04-01-2009) - Dominical, Mundo Natural (Diario de Ibiza)


DESDE NIÑOS, BUENA HIGIENE POSTURAL

EL dolor de espalda es uno de los males más comunes de nuestra sociedad. Es la responsable de un gran número de bajas laborales. Las causas van desde tener un problema estructural de columna hasta haber realizado puntualmente un gran sobreesfuerzo, y de una forma incorrecta. La columna y la espalda son el eje de nuestro cuerpo. Quien haya sufrido algún lumbago, ciática, dorsalgia o tortícolis sabe lo engorroso y doloroso que es, y lo limitante que resulta para poder desempeñar nuestras actividades diarias. Pero como con casi todo lo relacionado con la salud… ¡una buena prevención puede ser una gran estrategia! Y para ello, adquirir unos buenos hábitos posturales es muy importante. Estos hábitos tendrían que adquirirse ya desde niños. Esto se debe a que en el periodo de la infancia es cuando se están moldeando las estructuras corporales, y si se da una mala higiene postural de forma continuada puede influir en las resultantes estructuras adultas consolidadas, dando predisposición a sufrir problemas y dolores.
Entre el 50 y el 70% de los niños españoles sufren dolores de espalda. Las principales causas de esto son: a) el mal tono muscular que tienen debido a que en su mayoría son sedentarios b) el excesivo peso que llevan en las mochilas c) Las incorrectas posturas que adquieren al estar largas horas sentados en las sillas de estudio. Para ello, habría que tomar ciertas medidas para evitar este problema. Si un niño sistemáticamente se queja de dolores de espalda tendría que ir al especialista par descartar posibles problemas estructurales como mala pisada por un problema de pies, tener una pierna más alta que la otra, escoliosis, etc. En el caso de que lleven una mochila es importante vigilar su peso (nunca exceder del 8-10% del peso del niño/niña), que tenga un tamaño acorde a su altura y edad, y colocarlas correctamente en la espalda. Llevarlas demasiado abajo puede provocar problemas lumbares. La parte baja de la mochila tendría que estar aproximadamente a unos cinco centímetros por encima de la cintura y no menos. Sería ideal que la mochila llevar cinturón acolchado de sujeción para evitar oscilaciones laterales. Es importante que la mochila la lleven sobre los dos hombros para repartir equitativamente el peso. Lo más pesado tendría que estar en contacto con la espalda y lo más ligero en la parte de fuera. De todas formas, son más recomendables las maletas pequeñas con ruedas. Eso sí, el asa tiene que poder ser regulable y ajustarse a la altura y edad del joven.
Que el infante practique algún deporte es muy aconsejable por muchos motivos. Uno de ellos, es que al tener un buen tono muscular permitirá soportar mejor las cargas de la mochila. En el caso de sufrir alguna contractura sería útil realizar algún masaje descontracturante adaptado a los niños. ¡Los masajes no son solamente para los adultos! La mesa de estudio y la silla (regulable en altura) tienen que adaptarse también a la altura del niño. Tienen que poder reposar los antebrazos en la mesa cómodamente sin tener que levantar los hombros o los trapecios, y poder mantenerse erguidos. El respaldo de la silla tiene que ser alto para que en caso necesario pueda reposar el cuello y la cabeza. Las lumbares deben tocar el respaldo de la silla, y ésta debe aproximarse bien a la mesa. En la posición de sentados tienen que tener las rodillas a la altura de la cadera. La iluminación tiene que ser correcta con una buena luminosidad general de la habitación y un foco de luz no brillante sobre la zona donde se estudia. Si utiliza un ordenador, la pantalla debe estar a unos 50 cm de distancia de los ojos y su altura un poco más baja que estos. Tiene que estar colocado enfrente y no en un lateral. El teclado no tiene que estar a la altura de las rodillas.
Teniendo en cuenta estos factores durante la etapa de desarrollo del niño, su espalda se formará más correctamente. Adquiriendo buenos hábitos posturales de niño hará que también los tenga de adulto, con la consecuente disminución de los dolores de espalda fruto de una mala higiene postural.

Art. 366/373 (25-01-2009) - Dominical, Mundo Natural (Diario de Ibiza)


EL EJERCICIO EN LA FIBROMIALGIA

El ejercicio físico es una de las actividades más beneficiosas que existe sobre la salud; siempre y cuando se practique correctamente, se tenga en cuenta la edad y se adapte a las características personales de cada individuo. Sus beneficios son múltiples, tanto en la esfera física como en la psicológica, y la ciencia cada día descubre nuevos efectos positivos. Existen casos en que el ejercicio puede ayudar a mitigar los malestares que pueda causar alguna enfermedad, es decir, mejorar la calidad de vida del enfermo. En ciertas ocasiones incluso, puede ayudar a mejorar la evolución de la patología. Pero para estar seguros de esto, hay que consultar con el médico especialista por si dicha enfermedad y el caso concreto del individuo así lo permiten.
Uno de los casos en que la actividad física suele influenciar positivamente es en la fibromialgia. Tal como define la enciclopedia wikipedia, “La fibromialgia (FM) se refiere a un grupo de trastornos comunes reumáticos no articulares, caracterizados por dolor y rigidez de intensidad variable de los músculos, tendones y tejido blando circundante, y un amplio rango de otros síntomas. No es contagioso. Lo padece entre el 3% y el 6% de la población mundial y es visto más comúnmente en individuos de entre 20 y 50 años. El término fibromialgia fue acuñado en 1976 y proviene del latín fibra (fibra), del griego mio (músculo) y algia (dolor)”.
Muchas de las personas que sufren esta enfermedad van limitando cada vez más su actividad y su movilidad por el dolor que les ocasiona su patología, pero precisamente esto les hace entrar en una negativa espiral. Un grupo de expertos de la Universidad de Boston (EE.UU.) recomiendan que las personas que sufren fibromialgia realicen ejercicio físico cotidiano, pero de forma moderada, y como coadyudante al tratamiento base que están siguiendo. Esto les permitirá fortalecer su tono muscular, mejorar su elasticidad y movilidad, potenciar su sistema cardiovascular y respiratorio, mejorar su psique… Aunque beneficioso, al principio puede no parecerlo. Los enfermos de fibromialgia tienen una cierta intolerancia al ejercicio. Pero precisamente hay que romper este círculo vicioso que parece paradójico. Los ejercicios de moderada intensidad, siempre aeróbicos y con una buena carga de estiramientos acaban teniendo muy buenos efectos. Pero para conseguir estos buenos resultados, tiene que buscarse la mejorar actividad adaptada a la persona y confeccionar un buen programa personalizado. En muchos países, actividades como el chi kung o el yoga empiezan a ser rutinas habituales para las personas con fibromialgía, y los resultados al cabo de los 3 meses empiezan a ser evidentes. Pero remarquemos que aunque la enfermedad curse con dolor muscular y tendinoso, y esto hace que muchas personas limiten cada vez más su actividad física, tiene que realizarse un cierto acto de coraje y luchar en las primeras fases para que el ejercicio forme parte del día a día. Tiene que llegar a convertirse en un hábito, una forma en que uno mismo se implique en intentar mejorar su salud y dolencias. En relativamente poco tiempo, las personas que persisten obtienen buenos resultados.
No hay que olvidar un factor muy importante en las personas con fibromialgia, y es su bajo estado emocional. La actividad física también puede ayudar mucho a la esfera psicoemocional dando una inyección de energía, optimismo, autosatisfacción, confianza y bienestar.

Art. 368/373 (08-02-2009) - Dominical, Mundo Natural (Diario de Ibiza)


¿LA EXTINCIÓN DE LAS ABEJAS?

Hablar de abejas implica hablar de los seres humanos, de la vida en general, y de la supervivencia de mundo. Puede parecer exagerado pero estos diminutos insectos son imprescindibles para la subsistencia de nuestro planeta y están desapareciendo.
Se está produciendo una verdadera catástrofe ecológica mundial, las abejas están desapareciendo del planeta. Los científicos no tienen clara las causas de este fenómeno. Se barajan tres hipótesis principales: los pesticidas, el calentamiento global, o ciertas enfermedades propias de la especie. Pero también existen otras hipótesis como los campos electromagnéticos artificiales (telefonía móvil, antenas de radar – radio – televisión, redes wifi…) que bañan en las últimas décadas toda la Tierra, la aparición de nuevos microbios o consecuencias secundarias al efecto de cierto cultivos transgénicos.
Las abejas desempeñan un papel fundamental en los ciclos biológicos de la naturaleza. La desaparición de dichas abejas constituye una verdadera amenaza para el equilibrio del ecosistema mundial. Pensemos que estos pequeños insectos juegan un papel mucho más importante del que la mayoría de personas puedan pensar. El 80% de las especies vegetales de nuestro planeta necesitan a las abejas para que puedan ser fecundadas. Si desaparecen las abejas desaparecerá una de las principales vías de polinización y con ella desaparecerán la mayoría de plantas silvestres, plantas medicinales, árboles frutales con sus frutas y las verduras. Hay que pensar que la alimentación humana se sustenta en los vegetales en una proporción del 75%.
No pensemos que este problema es ajeno a España. Por ejemplo, en Galicia ha desaparecido la mitad de la población de las abajas en 10 años. En EE.UU. el 25 % de los enjambres han desaparecido y en Alemania una cuarta parte. Lo mismo ocurre en Suiza, Inglaterra, Grecia, etc… Pero existe un cierto misterio respecto a su desaparición. En otros momentos de la historia, los enjambres se han visto afectados y las muertes de las abejas producían restos de dichos insectos muertos. Pero en la actualidad, sencillamente desaparecen. Según comenta la profesora May Berenbaum (entomóloga de la Universidad de Illinois): “en muchas de esas misteriosas desapariciones no hay cuerpos”, es decir, es como si se hubieran volatilizado. Además, se da otro hecho sorprendente y es que “las abejas obreras se dan a la fuga dejando a la reina atrás, en un comportamiento de lo más atípico”.
Algunos expertos apuntan a que uno de los principales causantes es el uso indiscriminado de pesticidas, herbicidas y fungicidas. Según estos, dichos productos químicos pueden haber causado un daño neurológico y como consecuencia de ello provocar que las abejas se desorienten y no sepan volver a la colmena. Como resultado de ello, estas mueren y las crías que están esperando también. Otro efecto colateral que provocan estos agentes químicos son un grave daño inmunitario, por lo que las debilitadas abejas son mucho más sensibles a enfermar por causas microbianas y posteriormente morir.
Tal como dijo una vez Albert Einstein: “El día que desaparezcan las abejas no tardaremos en hacerlo los humanos”. Esperemos que encuentren pronto la o las causas, y se ponga remedio a ello. Nos jugamos mucho.



Art. 370/373 (22-02-2009) - Dominical, Mundo Natural (Diario de Ibiza)


LOS ARABINOGALACTANOS Y LAS DEFENSAS

Uno de los sistemas más importantes de nuestro organismo, y crucial para nuestra subsistencia, es el sistema inmunitario. Sin él, un simple corte o un ligero resfriado acabarían con nuestra vida. Recordemos, que las defensas son las que nos permiten hacer frente a las agresiones, tanto externas como internas, provocadas por microorganismos, energías perversas (concepto de la medicina tradicional china), etc… Son el ejército, la policía, los sanitarios y los bomberos de nuestro organismo.
Muchos científicos apuntan a que una de los métodos para estar sanos es mantener en forma un buen sistema inmunitario. Esto se puede conseguir realizando un trabajo de prevención. Sería como entrenar a nuestro ejército y hacer que sea lo más fuerte y numeroso posible. Pero para que esto se cumpla, es indispensable que se existan una serie de requisitos. Por un lado, nuestra dieta tendría que ser equilibrada, tanto en cantidad como de calidad, pera que tengamos el mayor y más variado aporte de nutrientes. Además, debería ser lo menos tóxica posible. En segundo lugar, tendríamos que tener el hábito de realizar ejercicio habitualmente, es decir, no ser sedentario. El ejercicio es un muy buen estimulante de las defensas, a la vez activa diferentes funciones metabólicas, y favorece la eliminación o destrucción de toxinas que en ocasiones pueden bloquear o disminuir la respuesta inmunitaria de nuestro cuerpo. En tercer lugar, los emultorios (principales y secundarios) o vías de eliminación del organismo tendrían que funcionar de una forma correcta. Por ello, hay que evitar el estreñimiento, o cualquier problema relacionado con la sudoración, la micción o el funcionamiento del hígado y sistema linfático. En cuarto lugar, intentar ser lo más feliz posible (mens sana in corpore sano).
A partir de aquí, se puede ayudar al cuerpo a fortalecer o estimular aún más sus defensas. Existen sistemas como la hidroterapia de Kneipp muy útil para ello, o incluso la acupuntura clásica china. Existen plantas muy conocidas como la equinácea o el romero muy válidas, al igual que sustancias como el propoleo, la vitamina C o los bioflavonoides. Unos nutrientes muy a resaltar, y bastante desconocido, son los “Arabinogalactanos”. Los arabinogalactanos son unos polisacaridos solubles en agua que los podemos encontrar de forma natural en ciertos alimentos de consumo y en algunas plantas. Entre ellos podemos enumerar: los guisantes, los tomates, el maíz, el trigo, las zanahorias, el vino tinto. Entre las plantas medicinales donde las podemos encontrar podemos destacar principalmente: la echinacea purpurea y el alerce (Larix occidentalis). Su principal función es la de ser un estimulante del sistema inmunitario inespecífico. Por un lado activa las células macrófagas, los anticuerpos y otros elementos inmunitarios, y por otro lado, mejora la capacidad orgánica de identificación y señalización de agentes microbianos para que las defensas los puedan reconocer y atacar más fácilmente. Parece ser, que tienen un efecto muy directo sobre los virus y bacterias, así como en las infecciones que pueden provocar. Estos nutrientes pertenecen al grupo de los GRAS (Generally Regarded as Safe) de la FDA americana. Esto viene a significar, que sus expertos certifican que se trata de un complemento alimenticio seguro y útil. No tiene efectos secundarios ni interacciona negativamente con fármacos, complementos nutricionales, plantas medicinales o alimentos de uso cotidiano. Es una lástima que no existan más nutrientes con efectos beneficiosos para la salud y exento de contraindicaciones o efectos secundarios como es el caso de los arabinogalactanos.

Art. 371/373 (01-03-2009) - Dominical, Mundo Natural (Diario de Ibiza)


(Haz click Aquí para dirigirte al índice de Artículos Dominical - Salud Natural)