Podología general y deportiva

¿QUÉ ES LA PODOLOGÍA Y LA IMPORTANCIA DE LOS PIES?

La podología es la ciencia que tiene como objeto de estudio el pie, y con ello se refiere a su morfología, fisiología, enfermedades y alteraciones.

Los pies son una de las partes más importantes de nuestro cuerpo. Son los pilares de nuestro equilibrio, posición y movimiento bípedo. Los pies, como en cualquier otra parte de nuestro cuerpo, puede sufrir dolencias. Pueden ser relativamente leves (callos, verrugas, uñeros...) o más importantes como alteraciones en su estructura.

Uno de los principales, y más comunes problemas, relacionados con los pies es "pisar mal". Esto puede provocar, con el tiempo, dolores en los propios pies, o en zonas relacionados con ellos (dedos, planta de los pies, tobillos, rodillas, caderas, espalda y columna vertebral...). Es muy común los dolores de espalda ocasionados por una mala pisada.

Una "correcta pisada" también es imprescindible en el caso de los deportistas. Una alteración en ésta puede ocacionar desde lesiones, a una disminución del rendimiento del atleta.

 

TRATAMIENTOS Y ESTUDIOS DE PODOLOGÍA

- Podología general
- Podología infantil y geriátrica
- Podología deportiva

- Estudios de la marcha (Alteraciones de la "pisada")
- Fabricación personalizada de plantillas correctoras
- Fabricación personalizada de ortesis de silicona

 

- Durezas y callos
- Uñas encarnadas (onicocriptosis)
- Verrugas plantares (papiloma plantar)
- Hongos (onicomicosis)
- Uñeros
- Ojos de pollo (Helomas)
- Onicogrifosis

 

ARTÍCULOS RELACIONADOS CON LA PODOLOGÍA

CARACTERÍSTICAS DE UN BUEN CALZADO

El calzado ideal es el que se adapta a la morfología y la fisiología del pie, aportando protección y sujeción y permitiendo una correcta marcha.
Debe respetar la anatomía del pie, su longitud y anchura en todos los niveles (tobillo, empeine, dedos...).

Longitud
Se mide por tallas del calzado. La longitud debe ser la suficiente para permitir a los dedos estar estirados y tener espacio para moverse durante la marcha.
Fíjese que no siempre el dedo gordo es el más largo (pie egipcio), a veces el más largo es el segundo dedo (pie griego) o incluso el primer dedo (el dedo gordo) y el segundo tienen la misma longitud (pie cuadrado).

Anchura
La anchura del calzado de respetar el perímetro del pie a nivel de las articulaciones metatarsofalángicas (articulaciones de los dedos con la planta del pie).
La anchura se expresa por una letra ( de A a H) o por una cifra (del 1 al 11). La mayoría de los zapatos en serie tienen la anchura de (E, 5 ó 6), solo los zapatos terapéuticos presentan modelos con mayor anchura.

Flexibilidad
El calzado debe ser flexible a nivel de las articulaciones metatarsofalángicas, en cuanto al corte y la suela se refiere. Al someterlo a una flexión anteroposterior debe doblarse transversalmente y no enrollarse.

Sujeción
Un calzado sujeto al pie y con un contrafuerte resistente es imprescindible para aportar seguridad y estabilidad a la marcha.

Estabilidad
El calzado debe estar bien equilibrado de forma que al posarlo sobre una superficie plana, la suela se apoya sobre el tacón y la zona del apoyo metatarsal. Al ejercer una presión de arriba a abajo a altura del tacón la puntera del calzado no debe elevarse hacia arriba. Esto permite una buena estabilidad anteroposterior.
Para aportar una buena estabilidad lateral es conveniente una trasera cerrada con un firme contrafuerte o si el calzado es abierto por detrás que posea una tira posterior que le sujete.
El tacón es muy importante en la estabilidad; mirando el pie calzado por detrás, el ancho del talón, el de la plantilla y el del tacón en contacto con el suelo deberían ser iguales para proporcionar una base estable al talón. El tacón debe tener una altura intermedia de unos 2 a 4 centímetros, que no sea plano del todo para no sobrecargar el talón ni demasiado alto para no sobrecargar el antepie. Siempre entendiendo el tacón como la diferencia de altura entre el talón y el antepie, y no como la altura total del tacón.
Al intentar retorcer el calzado en su eje largo manteniendo la puntera fija y girando la trasera hacia dentro, no ha de ser ni fácil ni difícil. Esto mejorará la estabilidad y la progresión del paso.

Suela
Se recomienda una suela resistente y flexible para permitir la flexión del antepie. Esto lo podemos comprobar con el pie calzado, al levantar la trasera manteniendo firme la parte de delante sobre una superficie lisa (el suelo), el calzado se flexiona sin dificultad, doblándose por un eje oblicuo de delante hacia atrás y de dentro hacia afuera en la parte más ancha de la suela. Esto facilitará la impulsión durante la marcha y disminuirá la fatiga.
La suela es la superficie en contacto con el suelo, por lo que debe proporcionar, en seco y en mojado, tanto para evitar caídas en el momento de contacto inicial del pie con el suelo, como para permitir avanzar eficazmente en el momento de impulsión.

Los dibujos de la suela más adecuados son: * los tacos que sobresalen en muchas direcciones.

- El perfil cuadrado bien definido
- Los canales para dispersión de contaminantes de profundidad suficiente

Se deben evitar:

- Los materiales duros y lisos en el tacón
- Los relieves largos y continuos
- Los orificios que actúen de futuros depósitos de contaminantes
- Los tacos en forma de cuña
- Los perfiles redondeadosLa plantilla

La plantilla tiene una gran influencia en el confort térmico y mecánico, ya que determina las presiones de la planta del pie y se encarga de mantener la planta del pie libre de sudor.
Se recomienda elegir materiales blandos, en particular en la parte delantera de la plantilla, sobretodo en calzados de tacón y especialmente en mujeres mayores.
En calzado para personas mayores que tenga suela fina, es aconsejable una plantilla un poco más gruesa para mejorar el aislamiento y amortiguación de la planta de los pies.
Son preferibles las plantillas con perforaciones bajo los dedos y la bóveda y con recubrimiento rugoso y flexible, para que absorba el sudor manteniendo el pie seco y mejorando con ello el confort térmico.


El corte y el acabado del calzado
El confort térmico es muy importante porque condiciona la temperatura y humedad de los pies dentro del calzado.
Los forros interiores de materiales de lana o similares son muy calientes e ideales para andar en casa o en climas muy fríos. En cambio, los forros de materiales que absorben el sudor son mucho más frescos.
El material del corte del calzado debe ser lo más flexible y transpirable posible. Existen membranas técnicas transpirables que se utilizan en calzado de montaña que aportan muy buenas condiciones térmicas y de humedad.
Los diseños de calzado abotinado con la caña acolchada ajustándose sobre el tobillo son muy calientes porque reducen la circulación de aire.
El acabado del calzado es muy importante para evitar roces o lesiones en la piel. Las costuras deben estar bien acabadas. Se vigilarán los refuerzos de la puntera, las cordoneras, las tiras de las sandalias etc. para que no coincidan con una articulación o prominencia ósea del pie.

Cati Galmes Ferrer
Podóloga y Enfermera

¿REALMENTE FUNCIONAN LAS ZAPATILLAS DE TONIFICACIÓN?
Las 'toning shoes' prometen fortalecer glúteos y piernas mientras caminas....

Mejorar la postura, tonificar glúteos y piernas, quemar más calorías... son algunos de los efectos que prometen los fabricantes de zapatillas de tonificación –también conocidas como 'toning shoes' o 'shape ups'– al utilizarlas. Su signo diferencial es la suela, en forma de balancín, lo que genera cierta inestabilidad con el objetivo de imitar el efecto de caminar sobre terrenos naturales. Es precisamente esta inestabilidad la que favorece un mayor trabajo de los músculos, aseguran los defensores de este tipo de zapatillas.
Pero... ¿qué hay de cierto en todo esto? ¿Realmente se notan los resultados después de usarlas para caminar o para correr durante un tiempo? Parece ser que no, si tenemos en cuenta la decisión de la Comisión Federal de Comercio estadounidense (FTC) de multar a la compañía Reebok por la publicidad de su línea de 'toning shoes'. En carteles y anuncios de televisión la empresa de calzado deportivo aseguraba que sus zapatillas de tonificación fortalecen tendones, pantorrillas y nalgas de forma más eficaz que las deportivas convencionales, una afirmación poco rigurosa según la FTC. La compañía deberá pagar 25 millones de dolares en concepto de reembolso para los consumidores.

Según sus fabricantes, la suela en forma de balancín ayuda a tonificar piernas y glúteos sin esfuerzo (Imagen: Flickr by tjschloss).

¿Entonces, cómo responde nuestro cuerpo ante este balanceo? ¿Lejos de beneficiarnos, puede llegar a ser contraproducente? El profesor John Mercer, que imparte clases de biomecánica en la Universidad de Nevada en Las Vegas (EE. UU), ha tratado de responder a estas preguntas mediante un estudio, concluyendo que la activación muscular y el consumo de oxígeno son casi idénticos tanto si se utilizan zapatillas convencionales como si se eligen las de tonificación.
El experto se ha sorprendido con los resultados de su investigación, ya que las participantes en el estudio, un grupo de estudiantes jóvenes, tenían la sensación de que con las 'toning shoes' caminaban diferente. “El cuerpo humano es muy perezoso, trata de trabajar lo mínimo”, explica Mercer, y esto puede provocar que, después de un tiempo usando este tipo de calzado, nuestros músculos se acostumbren al balanceo y no haya un trabajo extra.
Una postura que comparte Ángel González de la Rubia, presidente de la Asociación Española de Podología Deportiva (AEPODE). “No creo que ninguna zapatilla ayude a tonificar de manera específica la musculatura de quien la utiliza”, nos cuenta. Aunque también opina que su uso puede ser “interesante” en determinadas condiciones: por ejemplo “para andar una o dos horas diarias en sentido recto y por una superficie uniforme, como las aceras. O incluso si se padece de pies rígidos o pies cavos (con un arco más elevado de lo normal), su efecto balancín puede ayudar a evitar el dolor metatarsal. Pero no creo que tengan los efectos mágicos que afirman los fabricantes”, señala.

¿Pueden usarse para correr?
Otra cosa muy diferente es utilizarlas para correr: “el calzado debe de estabilizar lateralmente para equilibrar las diferentes articulaciones del pie y así evitar lesiones tan frecuentes como el esguince de tobillo. Por lo tanto no me parece adecuado utilizar calzado inestable para correr”, afirma el doctor de la Rubia. Esta recomendación es especialmente importante para todos aquellos que padezcan de pies valgos o plano valgos (con los talones hacia dentro) o que tengan unas articulaciones demasiado laxas o elásticas, comenta.
Para de la Rubia el secreto a la hora de elegir unas buenas zapatillas tipo 'running' es que, al mismo tiempo, nos ofrezcan estabilidad y amortiguación. “Aunque el corredor popular va buscando incrementar el grado de amortiguación como panacea para resolver sus lesiones, éstas casi siempre vienen determinadas por un exceso de movimiento o laxitud ligamentosa”.
El doctor Mercer, en cambio, opina que no existe ninguna razón biomecánica obvia por la que el diseño de este tipo de zapatillas contribuya a aumentar el riesgo de lesiones. “A algunas personas les encanta cómo se sienten al usarlas, y si eso es suficiente para que salgan y se muevan entonces, en mi opinión, las zapatillas están trabajando bien”, sentencia.

Cati Galmes Ferrer
Podóloga y Enfermera

ONICOCRIPTOSIS O UÑA INCARNATA

La uña incarnata u onicocriptosis es causa de graves molestias al paciente que los sufre, es una de las patologías de uña más dolorosas, y que requieren la intervención del podólogo para resolver el conflicto de la uña con las partes blandas que lo rodean.

Factores que lo provocan:

Por un lado están los factores externos:
1.- Calzado: El tacón desplaza los dedos hacia la puntera lo que provoca una presión digital. Si la puntera es muy estrecha provoca presión sobre uno o ambos lados del dedo, ya que por un lado tenemos la compresión de los dedos en el interior del calzado y por el otro la presión directa que ejerce el calzado.
2.- Corte incorrecto de las uñas: Es necesario seguir algunas recomendaciones. Para empezar, no se deben cortar las uñas excesivamente; y no se deben redondear jamás, deben cortarse rectas. Por otra parte, los canales ungueales deben estar limpios.
3.- Traumatismos

Y por otra parte, los factores internos:
1-. Anomalías anatómicas de la uña: algunas personas presentan una forma de lámina ungueal (de uña), como las uñas en teja o en voluta con tendencia a clavarse.
2-. Hiperhidrosis (sudor): Provoca maceración (ablandamiento) del surco ungueal, disminuyendo la resistencia a la penetración.
3-. Exceso de peso: puede desencadenar una hipertrofia de los labios ungueales, suele ser relativamente frecuente en mujeres embarazadas.
4-. Factores biomecánicos: es decir, si tenemos alguna alteración en la marcha (al caminar), puede ocurrir que la colocación del dedo durante esta no sea la correcta lo que provocaría una presión excesiva en el labio ungueal (partes blandas que rodean la uña).
5-. Hipertrofia: de los labios ungueales, congénito (de nacimiento) o adquirido.

Signos y Síntomas:

-
Algunos signos y síntomas son los siguientes:Inflamación
- Enrojecimiento alrededor de la uña afectada.
- Dolor
- En pocos días puede evolucionar hasta producirse una infección.

Tratamiento:

La podología dispone de los medios, conocimientos y de las técnicas más adecuadas para resolver esta patología, bien sea por métodos conservadores o quirúrgicos. Lo que está claro es que el primer paso en el tratamiento es extraer la espícula (trozo de uña) que está creando el problema, de esta manera todos los signos y síntomas disminuirán considerablemente de forma rápida.
La espícula se extrae con ayuda del bisturí o cizalla sin anestesia, pero sin provocar lesión en los tejidos de alrededor y de forma más o menos indolora, ya que el dolor dependerá más de la inflamación y/o infección que presente el paciente. Por ello es muy importante acudir al podólogo cuando aparezcan los primeros síntomas.
Los siguientes pasos serán averiguar la causa que lo ha provocado y aplicar el método más adecuado a cada caso para conseguir la reeducación de la uña afectada (es decir, que cuando vuelva a crecer no se clave).
Como hemos dicho el tratamiento de primera elección debe ser el conservador, pero en ocasiones este no resuelve el problema y aparecen continuas recurrencias, en estos casos estaría indicada una intervención quirúrgica. Son habituales las recurrencias en aquellos casos en los que la causa es una hipertrofia de los tejidos que rodean la uña o una anomalía (respecto a la forma) de la lámina ungueal.
Hoy en día hay muchas técnicas quirúrgicas, siempre se deberá escoger la más adecuada para cada caso y se realizaran bajo anestesia local.
Las extirpaciones de la uña entera NO SON NECESARIAS, en la gran mayoría de los casos siendo esta una solución no correcta, ya que no corrige la uña en su matriz (desde donde nace la uña) y se traslada el problema a unos nueve meses después, que es lo que tarda aproximadamente en crecer la uña.

Cati Galmes Ferrer
Podóloga y Enfermera

COSEJOS PARA CORREDORES DE MARATÓN

Consejos pedagógicos para antes y después de una maratón No experimentes con nuevas zapatillas. Utiliza las mismas con las que entrenas habitualmente las semanas previas a la maratón.

- Utiliza calcetines de algodón y en caso de que tenga costuras, éstas hacia fuera.
- Colócate apósitos preventivos en zona de roce. Previenen la aparición de ampollas. El o la podóloga de confianza le aconsejará los más adecuados acorde a tus características.
- Si tienes la piel seca conviene hidratar mediante cremas específicas.
- Si tienes exceso de sudoración en los pies, debes neutralizarlo mediante polvos específicos aplicándolos en pie- calcetín- zapatilla.
- Córtate las uñas rectas en días previos a la maratón evitando aristas que pueden dañar los dedos contiguos.
- Si tienes alguna patología en el pie (piel, uñas, articulaciones, ligamentos,…) es imprescindible que te pongas en manos de un Podólogo que revise los pies y los deje en las mejores condiciones posibles para afrontar la prueba.
- Las ampollas, las uñas incarnadas y los hematomas subungueales son las lesiones frecuentes post maratones.
- Las ampollas, si duelen, se deben drenar de forma aséptica. NUNCA quitar la piel protectora y aplicar antiséptico cambiando de apósito antiadherente.
- “ICE IS NICE” El agua fría será tu mejor aliado tras la maratón para desinflamar, relajar y refrescar diferentes estructuras de tus pies.
- No olvides antes de la próxima prueba consultar con el Podólogo o Podóloga quien, tras un estudio adecuado, diagnosticará las posibles alteraciones del pie, te recomendará el tratamiento más adecuado y conseguirás evitar lesiones mejorando tu rendimiento.

Cati Galmes Ferrer
Podóloga y Enfermera

VERRUGAS PLANTARES

Definición
La verruga es un tumor benigno que se encuentra inervado y vascularizado (contiene pequeños capilares y nervios) y está provocado por el HPV (papilomavirus humano). Si las formaciones son en la piel se denominaran verrugas y si son en las mucosas, condilomas.

Epidemiología
La incidencia se observa durante la edad escolar desde los 5 a los 20 años. Por encima de los 20 años disminuye mucho la incidencia, aunque pueden aparecer a cualquier edad.
Es contagioso y autocontagioso, es decir podemos infectar a otras personas o a nosotros mismos en otras partes del cuerpo. Nos podemos infectar por contacto directo o a través de la sangre, aunque el paciente debe tener una predisposición al virus para que este pueda crecer.
Las verrugas más frecuentes son las plantares y las palmares (40%).
Según estudios recientes parece demostrado que las personas de raza negra y los diabéticos quedan preservados de las infecciones por HPV.
Los pacientes que alguna vez han tenido verrugas tienen tres veces más posibilidades de desarrollar nuevas lesiones que los no infectados.

Como infecta el Papilomavirus Humano
La humedad, hace que los poros de la piel se dilaten y de esta manera facilita la penetración del virus a través de la piel. Piscinas, playas, duchas, vestuarios?son los responsables de muchos contagios. El periodo de incubación va desde 4 semanas a 20 meses.
Las verrugas pueden crecer en cualquier lugar de la superficie cutánea, pero el virus ataca de forma selectiva a ciertos puntos. Muchas veces se localizan en zonas de presión siendo estas las más dolorosas.

Tipos de verrugas
- Verrugas planas.
- Verrugas filiformes.
- Condilomas (verrugas en superficie mucosas y genitales).
- Verruga común.
- Verruga plantar.
- Verruga en mosaico.

Seguidamente se expondrán las características de la verruga plantar y verruga plantar en mosaico, que son las que competen al podólogo:

Verruga plantar

-
Son de color de la piel
- Pueden llegar a tener 2cm de diámetro por uno de profundidad.
- Como resultado de la presión constante del peso del cuerpo, estas verrugas penetran en el tejido plantar como si de un clavo se tratase, comprimiendo las terminaciones nerviosas y provocando dolor.
- Debajo de la capa córnea (la capa más superficial de la piel) suelen aparecer unos diminutos puntos negros, se trata de pequeños capilares que provocan el sangrado de la lesión.
- El paciente experimenta un aumento del dolor al caminar, correr, estar de pie simplemente o llevar algún peso.

(Es importante diferenciarlo del heloma o callo).

Verruga en mosaico

-
Representan un 20% de todas las verrugas plantares, y son más resistentes y recidivantes que otras verrugas del pie.
- Suelen ser un poco sobreelevadas de color gris y aspecto rugoso.
- A veces alrededor de una verruga grande podemos encontrar pequeñas verrugas satélite (madre e hijas).

Tratamiento


Hoy por hoy los podólogos contamos con varios tratamientos eficaces, que consisten en una serie de productos que aplicados directamente sobre la verruga destruyen su tejido. Cada producto actúa de una determinada forma para eliminar la verruga de forma conservadora.
Cuando en alguna ocasión estos tratamientos no ofrecen la solución podemos recurrir a la cirugía. Mediante una técnica sencilla se logra extraer toda la verruga desde su raíz, dejando un orificio que tendrá que cicatrizar por segunda intención (es decir, cicatrizar ello solo, no se ponen puntos).
Es importante al sospechar que tenemos una verruga dirigirnos al podólogo para confirmar el diagnóstico y comenzar con el tratamiento adecuado cuanto antes, ya que aunque no es una patología grave es contagioso y el tiempo de curación dependerá también de la prontitud con que se detecte.

Que debe hacer el paciente:

- Ser constantes con el tratamiento y seguir correctamente las indicaciones del podólogo.
- Secarse bien después de la ducha, pero que la zona donde se encuentra la verruga sea la última en secarse con esa toalla ya que se puede contagiar otra parte del cuerpo, o directamente utilizar una toalla pequeña, solo para el pie afectado.
- Después de la ducha se echara un poco de lejía en la bañera para que el resto de familiares no se contagien.
- Si la persona tiene hiperhidrosis (sudoración) es muy importante tratarla ya que la humedad facilita la penetración del virus, además puede afectar al tratamiento debido a que el sudor hace que disminuya la concentración del producto que apliquemos.
- Si acude a gimnasios, piscinas,? utilizar siempre chancletas.

Cati Galmes Ferrer
Podóloga y Enfermera

EL VERANO A TUS PIES
Hongos en los pies

Es frecuente que por estas fechas de primavera, verano...,nos encontremos con la aparición de problemas de hongos en los pies. Son las molestas micosis.
El aumento de sudoración, el uso de lugares públicos como piscinas, saunas, etc. etc. suelen propiciar dicha aparición, dando problemas y molestias diversas.
Los hongos son seres vivos que tienen gran capacidad de adaptación en la naturaleza. Sus células son de rápido crecimiento y disponen de gran capacidad de dispersión. Los hongos sobreviven en humedad, soportan grandes cambios de temperatura y la mayoría se desarrollan entre 20 y 37 º C. Pueden crecer por igual en oscuridad como a pleno sol.
Todas estas condiciones pueden darse de forma habitual en el pie.

Signos reveladores de posible micosis.

-
Sudoración con mal olor.
- Picor sobre todo entre los dedos. Cuando se da sobre zonas más extensas como la planta del pie, puede producir dolor, escozor y aumento de la temperatura.
- Aparición de pequeñas manchas rojizas, que en la mayoría de los casos llegan a hacerse ampollosas con líquido turbio en su interior.
- Los lugares más frecuentes de aparición de estas manchas, suelen ser entre los dedos, (intertrigo o la denominada pie de atleta), alrededor de las uñas y en el arco de la planta del pie.
- Descamación de la piel en estos lugares, y como consecuencia un enrojecimiento de la zona.

Medidas profilácticas para evitar el contagio.

-
Evitar el exceso de sudor (humedad ).
- Lavado de los pies a diario con jabón de ph ácido.
- Secado exhaustivo de los pies, sobre todo entre los dedos y alrededor de las uñas.
- Utilizar chancletas en zonas de riesgo ( duchas, saunas piscinas... )
- No utilizar la misma toalla para los pies como para el resto del cuerpo.
- No intercambiar toallas entre miembros de la familia.
- Cambiar los calcetines... 2 veces al día incluso. Utilizar siempre fibras naturales como seda, hilo, algodón...
- Utilizar lo menos posible zapatos con goma, a ser posible siempre de materiales nobles como el cuero, ya que permiten una mejor transpiración.
- Cambiar a menudo el calzado, y vigilar el estado de las zapatillas de deporte, es decir, que no haya humedad...

En caso de seguir algún tipo de tratamiento para los hongos, desechar el calzado o desinfectarlo con formoaldehido.En caso de que se sospeche su existencia, acuda al profesional especialista, que le hará el diagnóstico pertinente y le aplicará el tratamiento adecuado.

Cati Galmes Ferrer
Podóloga y Enfermera

Haz click Aquí para dirigirte a otra página con más Artículos